2 jun. 2015

MyL como debió ser

Hace menos de un año hice un recuento lagrimógeno (para mí, claro) sobre lo que fue Mitos y Leyendas en su momento, y cómo todo se fue al carajo. Y luego resurgió.
Al momento de publicar esa entrada aun no se realizaba el lanzamiento de la nueva etapa de MyL bloque, era?), por lo que era puras expectativas. 
Como ya pasó un tiempo, es momento de una revisión. Todo esto motivado por los nuevos productos que se lanzaron/ anunciaron hace un par de días, que hicieron que me bajara todo lo nostalfag.




El lanzamiento

La primera edición de este nuevo bloque de Mitos y Leyendas fue lanzada el día 30 de agosto. Muchos comentarios del tipo "va a ser el puro vuelo del lanzamiento" se escuchaban días antes del evento, como una forma de bajar los humos y resguardarse del vicio. Por mi parte, como estaba terrible hypeada, compré el pack de lanzamiento (mazo aleatorio de entre 2, un par de sobres, carta promocional, protectores para cartas y una muy sensual polera de Zeus) más otros 2 mazos, para asegurarme de tener la mejor opción (se habló desde un principio de una "edición limitada", que en realidad no fue, aunque los productos estuvieron agotados un tiempo considerable).
En cuanto al torneo, pura nostalgia, pura hermosura en los sobres (para los demás, a mí me salió challa pareja). Las ilustraciones de las cartas era bastante bueno, manteniendo, y, en mi opinión, mejorando el estilo anterior. Además que nada mejor que cartas reeditadas. Rey Arturo, shó te amu.
Esta edición de ediciones (como El Reto, o Cofradía) fue un buen enganche, y supongo que tuvo mucho que ver en el enganche de los antiguos jugadores de mitos, ya que la promesa era un poco traer a la vida lo mejor del juego de nuestras infancias/adolescencias (rango etario aproximado tomando en cuenta qué tan peluditos estábamos todos en el evento de lanzamiento).



Los jugadores

Hablando  del rango etario, algo que supongo que tiene mucho que ver con el éxito del regreso de MyL es el poder adquisitivo del "nuevo" público. Y nuevo porque la mayoría jugamos en la época de Salo. Y si en ese tiempo los sobres eran auspiciados en su mayoría con mesadas y pititutos ahora la pasta se compra con sueldos profesionales y trabajos estables. Calcule la cantidad de cajas. Nivel de pasta adulto joven. Igual, no sé si esto es impresión mía, ya que en la época de Salo yo vivía en Coquimbo y no tenía contacto con el juego más allá de la revista Qvil.



La nostalgia 

Aunque ahora ya no es revista, sino un canal de Youtube (que no he visto porque sin papel no hay amor). En general da la sensación de que Salo nunca se fue a la B, y que este hubiera sido el camino natural de las cosas de seguir como íbamos (olvidando crónicas, obviamente). Supongo que así es como debía ser. En lo único que se nota un cambio considerable es en la calidad de la redacción de los productos. Hay cosas que ni en la primera era pasaban. 
Esto se nota especialmente en el álbum que lanzaron la semana pasada (hace unos días recién), que recuerda a los más espantosos momentos de los álbumes de Salo, como ese de Pokemon donde todos los nombres estaban o cambiados o inventados. Because reasons. Pero esas cosas se aguantan, por la nostalgia y porque somos jugadores y fans también. (el álbum está precioso, por cierto, acá abajo dejaré un videito). Otro producto que promete romperme el kokoró es el "Liber Dominus producto especial" (no se llama así, pero pico, le pongo como quiero), que saldrá el 6 de Julio, osea, mi cumple. 

Me lo regalaré y será como en la navidades pasadas. 






7 feb. 2015

Experimento hereje n°1

O de cómo arruinar una consola en perfecto estado.


Consola donada (sospecho que contra la voluntad del dueño) en estado "muerto"

19 ene. 2015

Recopilación: Figuras 2015

Este post tiene como propósito dejar constancia de mi colección de figuras a la fecha de hoy, 19 de enero del 2015.
Si bien he estado tranquila este año en cuánto a compras de figuras se refiere, todas las adquisiciones fueron necesarias desde mi enfermo punto de vista (series que me gustan, figuras que me gustan, sin chayas), por lo que estoy bastante contenta.